Una cabina en medio del desierto de Mojave

Mojave Phone Booth
Mojave Phone Booth

No se si os habéis dado cuenta, pero ya casi no existen cabinas de teléfono en nuestras calles o rincones de nuestro país. Esta historia del desierto, en un lugar llamado Mojave y una cabina nos va a sorprender o eso espero yo.
Aquellos armarios acristalados que tomaban parte de las calles y plazas, casi han desaparecido del paisaje urbano de nuestras ciudades. Para nuestro recuerdo, sólo quedan esas cabinas rojas británicas que aún salen en postales viejas o nuevas como recuerdo de un tiempo pasado.
Los móviles han tomado las calles y parece que este será siendo el nuevo sistema de comunicación para unos cuantos años.


Una cabina en medio del desierto


Pero posiblemente una solitaria cabina en el medio del desierto aún está esperando nuestra visita a su espacio poco común en esta sociedad tecnológica.
El desierto de Mojave es una grandiosa extensión de arena situado al suroeste de Estados Unidos.
Pese a que algunas zonas están pobladas, la realidad es que es un basto entorno despoblado y sin civilización como todos la conocemos.
Un parque natural en el que la temperatura en verano sobrepasa los cuarenta grados y donde la vida se hace muy difícil.
La vida económica se rodeó de la explotación de minas. Según las leyes en esos tiempos, California ponía a disposición de estos asentamientos comunicación vía telefónica por muy alejados que estuvieran y así en los años sesenta se instaló una cabina telefónica en pleno desierto. Así lo pidió el dueño de una compañía minera local, Emerson Ray.
La cabina telefónica más solitaria del mundo se situaba en un cruce de dos caminos que llevaban a la nada. 30 años estuvo operativa esta cabina telefónica en la California del sur.
La leyenda de la cabina comenzó unos años más tarde. En 1997  cuando un viajero vió en un mapa una señal de teléfono. Allí se acercó y comprobó asombrado que la cabina con su teléfono aún funcionaba. Se hizo eco a través de una revista donde se publicó el hallazgo y además publicando el número de teléfono de la cabina y así se conoció esta curiosidad.
Miles de curiosos estuvieron llamando a este número de teléfono con la esperanza que alguien descolgase el auricular. Algún curioso que llegaba a la cabina descolgaba el auricular y contestaba al interlocutor que estaba en el otro lado de la línea.
El fenómeno se fue extendiendo y la cabina recibía llamadas sin descanso. La gente viajaba durante horas para llegar al lugar y ver una cabina que recibía llamadas día y noche.
Pero en mayo del año 2.000 la compañía desconectó la señal y el número telefónico. La cabina fue desinstalada después a petición de los servicios de Parques de los Estados Unidos.
La cabina desapareció y en el 2.001 se estrenó un documental llamado El espejismo de Mojave que contenía docenas de personas que contestaban al azar a las llamadas de teléfono que tenía la cabina en medio del desierto.
Cinco años más tarde se estrenó la película "La Cabina de Mojave" Mojave Phone Booth.

En 2013, el número de teléfono del Mojave Phone Booth fue comprada por la personalidad de la radio y las telecomunicaciones experto Jered Morgan
Y si aún quiere alguien llamar al número de la cabina de Mojave os puedo decir que era:


Tlf:(760) 733-9969

y no me espero más que tengo una llamada


Que tengas una buena semana y que sepas que te esperamos muy pronto!!!




¿Te ha gustado lo que has leído?
Muchas gracias por compartirlo en tus redes sociales!🔀
Tus contactos y yo te lo agradeceremos!
¡Hasta el próximo post!😃

GRACIAS POR COMPARTIR!!!

Autor:

“Dentro de veinte años estarás más decepcionado por lo que no hiciste que por lo que hiciste” (Mark Twain)

ACERCA DE LOS COMENTARIOS:

“Mediante la publicación de un comentario, tú estás de acuerdo con nuestra política de comentarios amigables anti-spam, que se pueden encontrar en la política de comentarios.”

Post Anterior
Siguiente Post
Agosto 640x800_1

"Soy Pere, autor de este blog. Viajo lento y escribo de cosas y lugares que me inspiran, también cuento cómo es la vida y lo que me gustaría visitar cuando sea mayor".©VIAJARSINBILLETE